Características del suelo: pH y caliza


 

a) Si tu suelo es ácido (pH<7)

Por ejemplo, en España, Galicia es una región donde abundan los suelos ácidos. Estos suelos son ideales para plantas acidófilas como azalea, rododendro, hortensia, camelia, brezo, gardenia, etc..


Camelia, una planta acidófila.

Un terreno ácido tiene el problema de que escasean algunos nutrientes esenciales para las plantas: Calcio, Magnesio, Fósforo, Molibdeno y Boro. Así que si se sospecha de que las plantas están sufriendo carencias de estos elementos, habría que aportarlos mediante fertilizantes e intentar subir el pH.

Por el contrario, abunda el hierro, incluso puede producir toxicidad por exceso. También hay mucho Manganeso y Zinc.

Si el suelo es muy ácido (pH<5,5) es desfavorable para la mayoría de las plantas y sería muy conveniente subir ese pH. Se hace incorporando caliza molida. Esto se llama hacer un encalado.



b) Si tu suelo es neutro (pH=7)

Irán bien la mayoría de especies. Las acifófilas si bajas algo el pH estarán mucho mejor.

En cuanto a los nutrientes, hay una óptima disponibilidad de todos los que las plantas necesitan normalmente.

c) Si tu suelo es básico o alcalino (pH>7)

Aquí puede haber problemas. En particular, las acidófilas mencionadas anteriormente no irán bien casi con seguridad; las hojas amarillearán y darán pocas flores. A menos que modifiques el pH. Esto se debe a que en los suelos alcalinos escasean varios nutrientes: Hierro, Manganeso, Zinc, Cobre y Boro, esenciales para toda planta.

Deficiencia mineral

 

No sólo las plantas acifófilas (Hortensia, Brezo, etc.) pueden acusar estas carencias de hierro, manganeso y otros, sino muchísimas plantas más. Por ejemplo, un naranjo, un hibisco, etc..

Por tanto, si las hojas de tus árboles y arbustos amarillean, puede ser por estar plantados en suelo alcalino donde el Hierro u otro microelemento falta.

Siempre es mejor no forzar las cosas y si te gusta mucho una Camelia, plántala mejor en un buen macetón con sustrato ácido.

Aquí tienes una lista de arbustos que no les gusta el suelo alcalino y debes evitar plantarlos en ellos.

¿Qué puedes hacer si tu suelo es muy alcalino (muy abundantes en España, por cierto)?

Quelatos de hierro

 

• Si ves que las plantas empiezan a amarillear y sospechas que puede ser una carencia de hierro aplica al suelo un fertilizante especial, rico en hierro llamado "quelatos de hierro". También hay otros fertilizantes formulados con los demás micronutrientes, aparte del hierro, como el manganeso, cobre, zinc, etc. porque la carencia puede ser también de los demás, no sólo de hierro.

 

• Además, es muy bueno para no tener que gastar tanto en quelatos, liberar el hierro y los demás micronutrientes que existe en los suelos alcalinos pero que están insolubilizados como formas minerales y no los pueden tomar las raíces. Haber, hay, pero no están solubles, con lo que es como si no estuvieran para las raíces. Para liberarlos tienes que bajar el pH, es decir, acificar el suelo. Por ejemplo, si tu suelo tiene un pH 8 sería bueno llevarlo a 6,5, haciendo alguna de estas dos cosas (a elegir):

 


Turba rubia


1. Mezcla los primeros 25-30 cm. de tierra con TURBA RUBIA SPHAGNUM, que es un material muy ácido (ph=3,5). La proporción sería un 50% de tierra del jardín con un 50% de turba rubia. O bien, 1 kg/m2 de turba rubia. A los 2 ó 3 años tendrás que repetir el tratamiento.

 


Azufre

 

2. Mezcla los primeros 25-30 cm. de tierra con AZUFRE EN POLVO, que también acidifica bastante. Dosis: 90 grs./m2. Igualmente, a los 2 ó 3 años tendrás que repetir el tratamiento.

• Otra posibilidad para cultivar tus plantas acidófilas es aportar un poco de sulfato de hierro una vez al mes a razón de 3 gramos por litro de agua en la regadera. Menos los meses del invierno. Esto bajará el pH de la tierra. Complementa con otros 3 gramos por litro de agua en regadera de quelatos de hierro (una cucharadita), aplicado otra semana distinta al sulfato de hierro y una vez al mes también. Ya con esto tendrán suficiente hierro y otros micronutrientes como el manganeso o el cobre, que se liberan al acidificar con el sulfato. Queda aportar el resto de nutrientes, es decir, nitrógeno, fósforo y potasio con abonos convencionales o de lenta liberación.

• Más cosas complementarias que sirven para acificar (bajar el pH):

* Usa abonos acidificantes como el sulfato amónico, el nitrato amónico, fosfato amónico, etc.

* Abona con bastante materia orgánica, por ejemplo, con estiércol, que también acidifica.

Por último, recuerda echar algo más de lo normal de fósforo y potasio en estos suelos con pH elevado puesto que una parte se pierde por insolubilización. En un suelo neutro o ácido no ocurriría este fenómeno químico de la insolubilización (no absorbible por las raíces).

4. CALIZA

 


Caliza en el subsuelo del perfil (manchas blancas)

La caliza es un tipo de mineral de los muchos que podemos encontrar en cualquier suelo. Ocurre que es especial debido a su abundancia y a su influencia sobre en las propiedades del suelo. La caliza se encuentra en prácticamente todos los suelos, en mayor o en menor cantidad.

La caliza alcaliniza el suelo, es decir, sube el pH. Un suelo con abundante caliza suele tener un pH alto. Digamos que si un suelo es calizo es de pH alcalino, aunque no siempre es así. A nivel práctico nos quedamos con esto: suelo calizo=suelo alcalino=suelo con pH alto. Por tanto, lo mismo que decía antes: en un suelo así no plantar Camelias, Hortensias, Gardenias, y otras muchas plantas acidófilas.

La caliza es malo en este sentido, en cuanto a las carencias de nutrientes, en especial de hierro, pero es buena para la estructura del suelo, que lo vuelve más estable y agregado. De hecho en los suelos ácidos echan en falta esta propiedad que aporta la caliza y que en ellos escasea, provocando un suelo de peor consistencia.

Bueno, pues en el próximo artículo veremos las propiedades que nos faltan para terminar de estudiar el suelo. Son estas:

5. Humus del suelo
6. Contenido en nutrientes (fósforo, potasio, magnesio, etc.)
7. Suelos salinos



5.0 de 5 estrellas basado en 4 valoraciones.
5 estrellas
4 votos

Mi valoracion:

Ph del suelo: qué es, cómo medirlo y cómo modificarlo


Más información en el Archivo:




Mejorar el suelo o la tierra del jardín


Más información en el Archivo: