Pulgón en rosal

 


Pulgones


• El pulgón es la plaga más frecuente y grave que tienen las rosas. Atacan principalmente a brotes tiernos provocando el típico enrollamiento de las hojas. Algunas veces, los capullos atacados no se abren. Viendo el propio insecto se identifica perfectamente.

 


Hoja con Negrilla

 

Otro síntoma es la melaza (un líquido azucarado y brillante que excretan), el hongo Negrilla que se asienta sobre ella y la presencia de hormigas que recogen esta melaza y los protegen.

• Con productos sistémicos, se combaten bien (penetran en la epidermis de las hojas y el pulgón, al chupar, se lleva el veneno). Siempre es mejor tratar a los primeros síntomas. Hay muchas materias activas que matan Pulgones: Formotion, Pirimicarb, Etiofencarb, Azidition, Dimetoato, Acefato, Malation, etc.



REMEDIOS ECOLÓGICOS

 


Adulto y larva de Mariquita


Avispilla depositando un huevo


• Tienen muchos enemigos naturales que se los comen o lo parasitan (mariquita, crisopa, pequeñas avispillas parásitas, etc.), pero ninguno lo controla completamente y hay que recurrir a tratamientos químicos.

• Mariquita, crisopa, avispillas, etc. son colaboradores que se deben proteger, evitando su destrucción mediante tratamientos indiscriminados con productos de amplio espectro. Un dato: las mariquitas en estado de larva comen durante 20 días entre 350 y 400 pulgones. La larva de la Crisopa también come bastantes.

• Un solución muy efectiva contra el pulgón es pulverizar las plantas afectadas con agua jabonosa o con agua templada a presión.

• También puedes probar con una mezcla muy sencilla: disuelve en un litro de agua 2 cucharadas de escamas de jabón neutro y 2 de alcohol de 90º. Añade 3 ó 4 colillas de cigarros maceradas en medio vaso de agua, bien filtradas para que las boquillas de los pulverizadores no se obstruyan.

 


Ortigas: preparación


• Otro remedio consiste en una infusión a base de ortigas. Pon en un cubo 500 gramos de ortigas frecas y 5 litros de agua; cubre el recipiente con un plástico o una tabla que ajuste bien y remueve a menudo. Cuando la mezcla esté descompuesta, cuélala en un cubo. Déjala reposar entre 12-24 horas y rocía sobre los insectos.

 

Por último, planta cerca madreselva, lupino, dedalera u ortiga, que actúan como repelentes.


4.6 de 5 estrellas basado en 5 valoraciones.
5 estrellas
3 votos
4 estrellas
2 votos

Mi valoracion:

Más información en el Archivo: