Cuantro características interesantes de los árboles perennes y caducos


 

Vamos a ver en este artículo 4 características que tienen los árboles y que nos servirán para conocerlos mejor:

1. Tamaño de los árboles.
2. Forma
3. Velocidad de crecimento
4. Longevidad

1. TAMAÑO

Cuando vayas a comprar un árbol para plantarlo en tu jardín es muy importante que conozcas cuáles serán las dimensiones aproximadas de ese árbol una vez que se haga adulto. Un ejemplo muy claro: si quieres plantar un árbol en un patio interior de pequeñas dimensiones, lo más lógico será elegir un árbol pequeño; no un Plátano de sombra (Platanus x hispanica) que a los 15 años podría medir 20 m. de alto por 10 m. de anchura de copa. Esto, aunque parezca evidente, es causa de muchos errores. Por eso, debemos tener una idea de los tamaños que alcanzan los árboles a la hora de comprarlos para ver si hay suficiente espacio o no.

Tendrás una lista de los árboles clasificados en grandes, medianos y pequeños pero de momento, aquí tienes la de ÁRBOLES PEQUEÑOS.

 


Plátano de sombra

 

Es frecuente ver en nuestros pueblos y ciudades, árboles plantados en un sito donde no había espacio suficiente y a los que se les ha tenido que hacer podas muy fuertes para contener su volumen. Deberían haber escogido para ese lugar árboles pequeños o medianos, no grandes.

Estos son los datos de altura y anchura para clasificar los árboles en pequeños, medianos y grandes:

 

PEQUEÑOS: menos de 6 m. Menos de 4 m de ancho.

 

MEDIANOS: entre 6 y 15 m. Entre 4 y 6 m de ancho.

 

GRANDES: más de 15 m. Más de 6 m de ancho.

 

Estas medidas son orientativas. Por ejemplo, decimos que un Eucalipto es un árbol "grande" o que una Morera es un árbol "mediano" o que el Naranjo es un árbol "pequeño". Es lo normal. Ahora bien, cuando , por ejemplo, una Morera se hace muy vieja y tiene más de 50 ó 60 años se convierte en un árbol "grande" (altura mayor de 15 m.), aunque la mayoría de Moreras que veremos las podemos considerar como árboles "medianos". Un Naranjo, aunque sea un árbol clasificado como "pequeño", puede convertirse en mediano después de muchos años, pero lo normal es verlo como árbol pequeño.

2. FORMAS

Cada especie de árbol tiene su copa con una forma típica. Estas son las más claras:

 


Redondeada. Esférica. Cónica ancha


Columnar ancha. Fastigiada. Péndula

 

 

(LISTA DE ÁRBOLES CON FORMAS ESFÉRICAS Y PÉNDULAS).

3. VELOCIDAD DE CRECIMIENTO

Puede ser que necesites un árbol que crezca rápido para formar una pantalla que proteja del viento o de las miradas ajenas o para que te proporcione sombra lo antes posible, etc. Para estas cosas hay árboles que tienen un crecimiento muy rápido (más de 1 m. al año).

 

Por ej.: los Chopos (Populus sp.), Casuarina, Eucaliptos, Ficus, Acacia de tres espinas (Gleditschia triacanthos), Platano (Platanus x hispanica), etc.. Por el contrario, otros árboles crecen muy despacito: el Tejo (Taxus baccata) es un ejemplo típico.

 


Chopo (Populus alba)

 

4. LONGEVIDAD

Como todos los seres vivos, cada especie de árbol tiene una longevidad aproximada. Hay árboles que viven pocos años: Acacias, Níspero, Aligustre, Membrillero, Prunus, etc. que con 25-30 años mueren o degeneran mucho. Y otras especies que son de una longevidad espectacular: Pinus longaeva ( tienen el récord de longevidad con más de 4.000 años), Drago de Canarias (3.000 años), Secuoyas (2.000 años), el Baobab africano (2.000), Tejo (2.000), Olmos, Robles, Encinas, Castaños, Olmos, Tilos (unos 1.000 años pueden llegar a vivir), etc.

 


Pinus longaeva y Drago (Dracaena drago)