Estiércol, composta, sustrato, humus, mantillo, vermicompost y extractos humicos


  • Sustrato



    Cualquier material usado como soporte para cultivar plantas o germinar semillas. Se hacen substratos a base de turba, arena, compost, perlita, vermiculita, fibra de coco, corteza de pino, etc. Las mezclas de varios de ellos o cualquiera en solitario es un substrato.

  • Turba



    Restos de plantas a medio descomponer extraídos de los lechos de primitivos lagos (turberas). Existen dos tipos de turba: la turba negra, es la más empleada, y la turba rubia, también llamada esfagno, ésta última es muy ácida (ph=3,5) y se emplea bastante para cultivar plantas carnívoras y orquídeas debido a su acidez.



  • Composta



    Preparado procedente de la descomposición de materias orgánicas como hojas, ramas, residuos de verduras, frutas, etc. Lo venden industrial o se puede hacer en casa con un compostador.

    Si haces compost casero, vigila que el compost no se pudra controlando la fermentación. De vez en cuando, toma un puñado de compost con la mano y apriétalo. Si escurre líquido, corre peligro de pudrirse, incorpora material seco y dale forma de nuevo al montón. Y si se desmorona, se encuentra muy seco y debes humedecerlo.

  • Estiércol



    Excrementos de vaca, cabra, oveja, caballo, palomas, gallinas, murciélagos, etc. que tras su fermentación al aire libre o controlada ya estará "curado" para aportarlo al suelo. Es un abono. Parecido es el guano, gallinaza, palomina, excrementos de murciélago... Todos son deyecciones animales.

  • Humus



    Cuando cae materia orgánica al suelo (hojas, estiércol, etc.) ésta es atacada por los microorganismos que viven en el suelo y una parte de su peso es transformada en humus, sustancia de color negro o parduzco muy beneficiosa para el suelo y para las plantas por las siguientes razones:

    - Airea el suelo, aumenta la porosidad.

    - Mejora la capacidad de retener agua.

    - Aumenta la vida microbiana.

    - Aporta nutrientes (Nitrógeno, Potasio, etc.) para las plantas a medida que se va descomponiendo con los años.

    Los suelos suelen tener entre un 1 y un 5% de humus en su capa más superficial (cuanta más profundidad hay menos humus), es decir, de cada 100 kilogramos de tierra, entre 1 y 5 kilos es humus.

  • Mantillo



    Es una materia orgánica muy beneficiosa para el suelo porque mejora su estructura, aporta nutrientes para las plantas, favorece la vida microbiana y además resulta estético extendido sobre el suelo.

  • Humus de lombriz o vermicompost



    Se produce comercialmente mediante Lombrices rojas californianas. Tiene grandes beneficios para el suelo y la planta.

  • Extractos húmicos



    Estos productos son menos conocido por el aficionado. Su uso en horticultura intensiva es creciente. Se trata de ácidos húmicos y fúlvicos extraídos de sustancias orgánicas. Son sustancias muy buenas para al suelo.

  • Otros abonos orgánicos

    Son los huesos triturados, cuernos, harina de sangre, lodos de depuradora, restos de cosechas y paja enterradas, abonos verdes, etc.


4.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
4 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Abonos y compost


  1. Guano